Un blog hecho con la inquietud y las ganas de dar a conocer las diferentes áreas del Marketing de la mano de jóvenes profesionales del sector.

La publicidad a finales del siglo XIX: Una mirada atrás

En mis próximos posts me he propuesto echar la vista atrás y hacer un pequeño homenaje a los orígenes de este arte tan bonito de la publicidad. Por ello, haciendo un poco de retrospectiva, y desempolvando los viejos libros de la carrera sobre Historia de la Publicidad, hoy os vengo a hablar sobre la época en la que quizás se encuentra el origen de la publicidad comercial propiamente dicha: “La publicidad a finales del siglo XIX” lo he llamado.

Es en esta época cuando se produjeron numerosos avances a nivel mundial. Hablamos de años en los que hubo un importante desarrollo tecnológico, destacando por ejemplo nuevas técnicas en los sistemas de impresión, el desarrollo de la fotografía, la aparición del teléfono y el telégrafo, etc. Esto supuso una importante repercusión sociocultural.

En esos años es cuando se empiezan a notar los beneficios recíprocos entre prensa y publicidad. Los periódicos atraen la atención de los anunciantes, y éstos se convertirán en el auténtico sustento de la prensa. Y además, es en esta época cuando surgirá el “cartel” como protagonista por excelencia del panorama publicitario. Hasta el punto de que el cartelismo publicitario acaba considerándose un auténtico movimiento artístico. Destacarán artistas de la época que se convertirán en verdaderos precursores del arte del cartel publicitario. Éste estará destinado a anunciar productos y sobre todo espectáculos de variedades. Hablamos de nombres consagrados como los de Toulouse Lautrec, Alphonse Mucha, Jules Cheret, Alexander Steinlen, o el español Ramón Casas.

En esta época de enormes cambios dominada por la industrialización, se extenderá y aumentará además el comercio, y comenzará a consolidarse el fenómeno de la marca como símbolo de calidad y de distinción de los productos en el conjunto del mercado. Así, será en estos años previos al siglo XX cuando la actividad profesional publicitaria comenzará a tener identidad propia, y los primeros publicitarios comenzarán a desarrollar una labor organizada y sistemática.

Comenzarán a surgir por tanto las primeras agencias publicitarias. Las más importantes de la época serán: Carlton & Smith (1864, Nueva York), la cual, en 1878 pasó a llamarse J. Walter Thompson Company. Y algunas otras como N.W. Ayer & Son (1869, Philadelphia) o Lord & Thomas (1873, Chicago).

En definitiva, a pesar de que muchos libros remontan el origen de la publicidad a mucho antes, es en esta época cuando la actividad publicitaria con carácter comercial adquiere identidad propia. Y a partir de aquí, y con el paso de las décadas habrá un importante progreso y evolución en el desarrollo publicitario (algo que os plasmaré en los próximos post).

Espero que os hayáis hecho una pequeña idea de lo que fueron los orígenes de la publicidad a finales del siglo XIX. A continuación os dejo una galería con diferentes piezas gráficas consideradas verdaderas obras maestras de la publicidad en sus orígenes.

Nos vemos pronto. ¡Saludos!

Jesús

Fuentes Imágenes:

antonioesplugas.wordpress.comframingpainting.comelconfidencial.commadamemacabre.blogspot.com,

fotosvintagegratis.blogspot.comeplastica.blogspot.comlaimagenenelsigloxix.wordpress.comwikipedia.org,

encore-editions.compinterest.comglobedia.com

 

Etiquetas: ,

Si te ha gustado el artículo te puede interesar:

Tuentimovil
El nuevo anuncio de Tuenti móvil, hecho para jóvenes

¿Habéis visto el nuevo anuncio de Tuenti móvil? Esta es la pregunta que me surgió después de ver el spot que hace pocos días vio la luz. Pero no os preocupéis, tanto si lo habéis hecho como si no, más adelante os lo dejaré para ...

publicidad polemica
Publicidad agresiva ¿sólo una manera de llamar la atención?

Hoy vamos a hablar de cómo las campañas publicitarias han ido adquiriendo un carácter que podemos catalogar de: publicidad agresiva para llamar más la atención del consumidor. Incluso muchas, rozan el límite haciendo que se produzca un boca-oreja que corre como la espuma haciéndose eco ...

Deja tu comentario